You are currently browsing the category archive for the ‘3- CREACIÓN LITERARIA’ category.

Todo deporte es especial. El darlo todo en una pista, el jugar por los compañeros, el luchar más que nadie en la cancha. El sentir que flotas cuando pegas un pelotazo, o la adrenalina de una gran remontada. El deporte es vida.

Y el deporte que me hace vibrar es el fútbol. Corro por cada pelota, disputo cada balón, y me encanta hacer lo que hago, gane o pierda, juegue en la posición que juegue. Si quieres hacer un deporte, lo das todo.

Todo pese a las lesiones, que muchas veces te tapan como al sol en un día nublado. Los tobillos, las rodillas, la cadera… Incluso en parado duelen, pero sigues adelante. Por un deporte lo das todo.

Ahora, cuando alguien dice que el deporte es “sólo” deporte está muy equivocado. Cuando luchas por un deporte luchas por tu manera de vivir. Por tus entrenamientos a las ocho de la tarde y por tus partidos a las nueve de la mañana, que los sufres más que ninguno, pero los juegas igual que todo.michu

Que el deporte no es vida… ¡ja! ¿Quién no sufrió con la eliminación contra Corea en 2002, o cantó el Iniestazo en Sudáfrica 2012? ¿Quién no ha chillado nunca “¡VAMOS RAFA!”, o quién no se ha asombrado al ver girar la muñeca de Roger Federer hasta límites insospechados? Y claro, luego, según cuál haya sido el resultado, uno estará de una manera u otra. ¿Quién no se fue a la cama de mal humor tras fallar Gasol la canasta que nos daba el Eurobasket de 2007? El deporte es vida, y la vida es deporte. Si no te encuentras bien anímicamente, nunca podrás dar el cien por cien en tu deporte.

Pero lo más bonito del deporte son las sonrisas que saca. Yo veo cada día la sonrisa de Ronaldinho, la de Kaká, y no me canso de mirarlas. El fútbol es vida. El deporte es vida.

Foto:Dani@FrasesFtbol
Anuncios

los-nadies“Los nadies que cuestan menos que la bala que los mata, los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada”. Los que quieren hacerse notar pero no saben como hacerlo, “los que sueñan con salir de pobres y que un dia les llueva la buena suerte, los que no son aunque sean…”

La primera vez que leí este poema de Eduardo Galeano fue en una clase de ética, al principio no lo entendía muy bien, luego pensé que lo que dice es cierto y eso me preocupa porque te hace ver que esta sociedad está llena de egoismo y de prejuicios. Todos vivimos sin darnos cuenta de que hay otras personas que están mal, que por circunstancias de la vida se han visto mal paradas aunque no tengan culpa de nada porque al fin y al cabo el destino no es elegido por cada uno sino que es al azar. Nadie se deberia sentir que es menos que otro porque eso no es cierto,ya que todos somos personas, tenemos derechos y deberes.

Los nadies, los ninguneados son gente que se siente impotente porque son ingnorados por los demás y les faltan las fuerzas necesarias para salir de esa situacion, es decir, necesitan ayuda. Son gente extraña, marginada, pero igual que los demás como personas, que aunque sepan hacer los mismo no se les valora como debería, no se les tiene en cuenta, no importan sus opiniones, no se les escucha…

Aunque la gente los vea hace como si no porque no quiere verlos.

Esta situación se ha acentuado en esta época de crisis en la que vivimos. ¿Qué podemos hacer?

Lo primero sería concienciarnos de que hay gente pasándolo mal y luego actuar para cambiarlo. Mirando alrededor vemos personas voluntarias siempre intentando ayudar desinteresadamente, organizaciones (ONG) como Médicos sin fronteras, UNICEF, Cruz Roja, Manos Unidas… y muchas otras. Lo importante al final es ayudar a los demás, no excluir a nadie y así mejorar la sociedad.

jpg_Los_Nadies

(créditos 1 y 2)

Hoy es 5 de enero, la víspera de reyes, un día especial en todas las casas, esta noche, posiblemente la más mágica del año, los hogares de toda España se llenarán de ilusión, de felicidad, de alegría, de impaciencia, se llenarán de Navidad. Los niños de todo el mundo saldrán a ver la cabalgata con sus padres, a ver llegar a Melchor, Gaspar y Baltasar, a coger caramelos, a saludar a los pajes, a ser niños en el día más bonito del año, no obstante, éste no es un día únicamente para los más pequeños, los padres disfrutarán con las caras de sus hijos, y el resto de gente recordará esa niñez en la cual ellos también fueron inocentes, en la cual también se emocionaron, ese tiempo en el que ellos también fueron niños.

En mi escrito, sin embargo, no quiero valorar el calor de la Navidad ni su ambiente de felicidad, lo recuerdo porque me parece importante en un día como este exaltar que las luces, los belenes, los regalos, el frío, son parte de estas fiestas, unas tradiciones y costumbres que no deberíamos perder, porque precisamente en estos tiempo de decadencia por el dinero, único motivo de celebración para muchos, las Navidades son ese pequeño lucero en el horizonte, esa pequeña luz de esperanza que hace pensar en que esto no se acabará.

Precisamente, en mi caso, me es imposible pensar en la Navidad sin el invierno, sin el humo saliendo de las chimeneas, sin los gorros, los guantes, las bufandas, sin narices rojas, en definitiva, sin el frío.

Esta mañana, he salido, a dar una vuelta, a respirar, a airearme, mi sensación y supongo que la de todos es la de que estamos en primavera, un sol radiante, cálido y nada típico de enero, la temperatura, elevada, rozando los quince grados centígrados, doblando la habitual de la década pasada, tan solo alguna ráfaga fría que refresca en la memoria que sí, que hoy, es 5 de enero, como he dicho, víspera de reyes.

Espero que se aprecie cual es la intención de mi texto, su tema, un tópico ya, y no por eso menos cierto y por desgracia sí cada vez más indiferente a los ojos del mundo, el planeta esta cambiando, paralelamente al incremento del egoísmo en la sociedad, al triunfo del confort y el derroche, el clima de La Tierra permuta, las temperaturas aumentan, los polos se deshielan, y los lagos se secan, ¿nada nuevo verdad? nada que no desconozcan ya, tanto ustedes como yo.

Por el contrario, parece que el conocer esta cruda realidad no es suficiente para hacernos actukiotoar, los países avanzados, aquellos que se hacen llamar del primer mundo, no cumplen Kyoto, siguen agotando las reservas mundiales, siguen contaminando, siguen destruyendo el mundo, y todo por dinero, el único y verdadero amo del mundo. Parecen encaprichados en desafiar al planeta, en tirarle un órdago y esperar que La Tierra y todas las previsiones no sean más que un farol, y así poder ganar la partida, poder seguir enriqueciéndose y dejar así claro que el mundo, no se acaba, que los polos no se funden, que el agua no se agota, demostrando, una vez más, que ellos pueden controlar el mundo, que pueden seguir vertiendo petróleo y jugar a experimentar con las centrales nucleares, que ellos, los altos dirigentes del mundo, los  que pueden hacer que esto de verdad cambie, ellos pueden seguir ganando toneladas de dinero y que el mundo, por el contrario, puede seguir perdiendo y su misión no es otra que la de aguantar todo lo que le echen. Si Dios creo el mundo o si La Tierra se creo tras el Bing Bang, la labor de los hombres, el objetivo de la humanidad, parece que no es otro que poner a prueba al medio ambiente, si nosotros nos modernizamos, que el también cambie para seguirnos el ritmo, nuestra misión en otras palabras es acabar con nuestro hogar, acabar con los animales, con las plantas, con los paisajes, acabar con nosotros mismos, nos estamos matando a nosotros mismos y no se toman medidas, claro está, ¿para qué? Si el bolsillo de los de arriba no se resiente, si su ritmo de vida sigue siendo el mismo, ¿para qué preocuparnos? El planeta ha aguantado miles de años  y en los últimos 50 ha envejecido lo correspondiente al doble de su vida, ¿qué estamos haciendo? Que tiene realmente que ocurrir para que frenemos este Apocalipsis al que estamos abocados, señores, sin duda, la solución está clara, seguir así, al menos los de arriba no lo dudan, ese no es su problema, y parece que el futuro del mundo tampoco, sigamos jugando con fuego y quizá un día nos quememos.

Resulta meridiano concluir que el mundo que estamos construyendo, sustituyendo bosques por urbanizaciones, sustituyendo el azul del cielo por el negro del humo, un día no va a aguantar, va a “reventar” y con todos nosotros dentro, llegará el día en que ya no haya Navidades, en que los reyes no vengan más, y ese día en el que los hijos de nuestros hijos ya no puedan gozar de la ilusión que todos hemos vivido. Observaremos lo egoístas que hemos sido, lo banales y vanidosos que nos hemos vuelto, llegará el día en que ya no haya un 5 de enero como este, y en el que ya será demasiado tarde, porque todo esto no está lejos, en 100 años el diagnóstico del mundo puede ser crítico, puede tener que necesitar cuidados intensivos, y entonces nos veremos obligados a volver a la Edad Media, tal vez, a la Prehistoria, a no tener en nuestra mano el futuro de La Tierra, el día en que la humanidad desaparezca no está lejos.

Resulta paradójico pensar en la gravedad del asunto y la facilidad con la que se va a olvidar, mismamente hoy es día de recibir al helicóptero de los reyes y de esperar los regalos, de desear que nuestras cartas hayan sido bien leídas, mañana, de abrir los paquetes y comer el roscón, no renunciemos a esto, no renunciemos a nada que nos haga feliz, pero sí que deberíamos reflexionar acerca del futuro de nuestro planeta, en sí realmente se está echando un farol, en sí realmente no debemos cambiar, nosotros con pequeños gestos y esperando que los que tienen la batuta del mundo decidan que sus nietos vivan la Navidad y reciban a sus majestades, debemos desear que los de arriba decidan ganar vida y no dinero, tristemente, debemos desear una utopía, debemos desear lo imposible.

Queridos reyes magos, tan sólo deseo que le regaléis al mundo una cosa, un único presente, conciencia, conciencia para saber lo que se nos viene encima si no acabamos con este culto al derroche, conciencia para únicamente querer vivir muchas más Navidades, conciencia de vida.

(Créditos imagen)

El viernes, en clase de atención educativa, hubo una acalorada discusión que empezó con el tema de usar cerdos modificados genéticamente para hacer que sus órganos fueran compatibles con los de las personas, para después matarlos y trasplantar esos órganos en personas. Todos los que intervinieron en clase excepto una persona, dijeron que les parecía bien que sacrificasen a esos animales, uno de ellos dijo: “como nos explicó el profesor de ética: los animales no tienen conciencia de vivir”.

Pues yo creo que aunque “no tengan conciencia de vivir” como esa persona dijo, son seres vivos como nosotros, ycerdos al igual que nosotros, tienen todo el derecho del mundo a vivir. A mí no me parece bien que los modifiquen genéticamente porque, ¿quiénes somos nosotros para jugar con ellos así?, nosotros que a pesar de nuestra inteligencia superior a la de cualquier otro ser vivo, estamos destrozando el planeta con la contaminación, y es el único lugar donde podemos vivir, sin él ya no importa quién tenga o no conciencia de vivir.

Si todo el tiempo que empleamos en contaminar el planeta lo emplearíamos para estudiar las enfermedades y cómo podemos reemplazar los órganos enfermos sin tener que quitarle la vida o hacer sufrir a otro ser vivo sin tener derecho a ello, no solo tendríamos la cura para todas las enfermedades humanas, sino que tendríamos la cura para muchas otras enfermedades que tienen los animales, y que no nos molestamos en investigar, porque no sale rentable y preferimos no molestarnos, pues los animales, lógicamente, no nos pueden pagar porque no tienen dinero.

Solo se investiga en enfermedades de ciertas plantas que si que nos sirven para comer, y por tanto si dan dinero, y en los animales típicos de compañía como son el perro o el gato, que al tenerlos tanta gente dejan mucho dinero en los veterinarios, o los animales de granja, que también sirven para comer y dan dinero. De todos los demás no se sabe nada o casi nada.

Me parece de una gran hipocresía que nos creamos mejores que cualquier otro ser vivo, sobre todo si ponemos el dinero antes que el bienestar de otro ser vivo, y no solo de un animal o una planta como he dicho antes, porque también ponemos el dinero antes que el bienestar de las personas, como acurre con muchas enfermedades que hay en países en desarrollo, y como esas personas al igual que los animales o las plantas no pueden pagar, pues no se investigan. Así que ya veis como todos nosotros, puede que incluso sin darnos cuenta, demostramos que todos los seres vivos somos iguales, si hay dinero por medio se hace cualquier cosa para cualquier ser vivo, si no hay dinero, no se mueve ni un solo dedo sea el ser vivo que sea el que lo necesite.

En estos tiempos en los que estamos, nos hemos dejado llevar por la tecnología, los lujos y los regalos caros, y hemos olvidado lo que realmente importa, que es estar con la familia. Hemos olvidado la emoción de abrir un regalo solo por la ilusión de que alguien se acuerde de ti. Ya no nos importa el simple detalle que alguien quiera tener con nosotros, necesitamos que ese regalo sea caro, que este comprado con dinero y no hecho con el corazón.

Las familias ya no son como antes, que se reunían para estar todos juntos, cantar villancicos y olvidarse de todos recuperemoslailusionlos problemas y preocupaciones junto a los seres queridos. Cada vez se está perdiendo más la tradición de reunirse toda la familia al completo, solo se reunen los parientes cercanos, y cuando se reunen siempre acaban discutiendo los unos con los otros.

Todos pensamos que hay que comprar muchos regalos, pues parece que cuantos más regalos le hagas a una persona más la aprecias y más te importa. Creemos que cuantos más regalos nos hagan más importantes somos para nuestra familia, y alardeamos de ellos con nuestros amigos como si por ello fuésemos más importantes.

Pues no es así, sobre todo ahora con la crisis que la gente busca regalos más económicos, todos deberíamos darnos cuenta de que no necesitamos regalos caros para vivir, y tampoco nos hace falta que nos regalen tantas cosas. No nos debería importar tanto la apariencia que demos a los demás con nuestros regalos caros pero que cualquiera puede encontrar en cualquier tienda, y deberíamos apreciar más esos regalos más baratos que alguien se ha molestado en buscar, elegir y muchas veces hacer un sacrificio para hacernos felices y vernos sonreír.

No nos deberíamos fijar tanto en los defectos de nuestra familia, y deberíamos pensar y darnos cuenta que no solo ellos tienen defectos, también nosotros, porque nadie es perfecto, todos deberíamos ser un poco más tolerantes con los demás. Pero no solo se deberían reunir las familias en Navidad, al fin y al cabo solo se celebra una vez al año, y cualquier momento es bueno para pasarlo junto a las personas queridas, porque al final es a ellas a quien recurres cuando tienes un problema, y son las que siempre van a estar ahí para apoyarte en cualquier momento que lo necesites, y nunca te van a abandonar, pase lo que pase al final ellas siempre estarán a tu lado.

En estos tiempos que corren, entre la crisis y la Navidad que está a la vuelta de la esquina, se nota la escasez de dinero, que es lo necesario para comprar todos esos regalos para los sobrinos, los hijos, los nietos…  Para acolchar 6107082-ninos-felices-celebracion-de-pequenos-papeles-con-nota-to-santaun poco esa sequía, Cruz Roja emprende de nuevo su campaña de recogida de juguetes. Y digo yo, ¿Por qué no? Esta es la nuestra, tenemos la oportunidad de que esas cosas del fondo del armario que están llenas de polvo tengan utilidad y además de eso y más importante, hacer feliz a alguien de un lugar remoto de este pequeño planeta. Que no hay nada más bonito que ayudar a alguien. Que además de reconfortarte con ese sentimiento de héroe que te entra en el cuerpo, tarde o temprano te lo devuelve algo que algunos llamamos “karma”. Porque si no pueden ser todas, casi todas las personas del mundo deberían disfrutar de esta época llena de felicidad, y ahora espero que, gracias a ti, también de solidaridad. Feliz Navidad.

Una de las últimas tecnologías que ha estado estudiando el hombre es la clonación. Actualmente sigue en desarrollo aunque ya se hayan hecho algunas prácticas con la famosa oveja Dolly.

Pero la clonación no sirve solo para crear copias idénticas, sino que también tiene otros usos como por ejemplo la11631635-la-clonacion-humana curación de algunas enfermedades como por ejemplo algún accidente que nos ha hecho quedarnos en silla de ruedas o la necesidad de algún transplante de órgano. En el primer ejemplo que he puesto, el estar en silla de ruedas se podría ”curar” por decirlo de alguna manera creando las células madres necesarias y introducirlas dentro de nuestro cuerpo de tal manera que sean capaces de reemplazar las que están dañadas. Es una muy buena opción y conseguir llegar a dar con estas células necesarias creo que sería un avance importantísimo dentro del campo científico y para el desarrollo de todos.

Por otra parte se está investigando la manera de crear órganos animales que sean compatibles con los humanos de tal forma que podamos crear cerdos con órganos genéticamente modificados para el transplante de personas que necesiten uno de manera muy urgente.

Así pues se podría conseguir que muchas personas continuasen adelante y pudiesen tener la capacidad de poder seguir viviendo a pesar de sus problemas.

Asi que la clonación no consiste solo en crear seres vivos idénticos sino que también es una muy buena opción para el desarroyo de la humanidad y poder tratar algún tipo de problemas o enfermedades que por algún motivo u otro se han desarrollado en nuestro cuerpo y no tenemos posibilidades de curarlo.

Por otra parte no solo nos podemos fijar en esto, también se están intentando recrear animales ya extinguidos a partir de sucesores suyos, un gran ejemplo es el de el dinosaurio. Se ha cogido una gallina y se están introduciendo células que contienen ADN provenientes de los dinosaurios y con solo eliminar el pico, alargar la cola y eliminar las alas para crear extremidades posteriores, se puede crear un animal que ha estado reinando la tierra varios miles de años.

Sobre todo, ¡opina!

Estadística del blog

  • 619,449 visitas

Hoy nos visitan desde…

outils webmaster
outils webmaster