El viernes, en clase de atención educativa, hubo una acalorada discusión que empezó con el tema de usar cerdos modificados genéticamente para hacer que sus órganos fueran compatibles con los de las personas, para después matarlos y trasplantar esos órganos en personas. Todos los que intervinieron en clase excepto una persona, dijeron que les parecía bien que sacrificasen a esos animales, uno de ellos dijo: “como nos explicó el profesor de ética: los animales no tienen conciencia de vivir”.

Pues yo creo que aunque “no tengan conciencia de vivir” como esa persona dijo, son seres vivos como nosotros, ycerdos al igual que nosotros, tienen todo el derecho del mundo a vivir. A mí no me parece bien que los modifiquen genéticamente porque, ¿quiénes somos nosotros para jugar con ellos así?, nosotros que a pesar de nuestra inteligencia superior a la de cualquier otro ser vivo, estamos destrozando el planeta con la contaminación, y es el único lugar donde podemos vivir, sin él ya no importa quién tenga o no conciencia de vivir.

Si todo el tiempo que empleamos en contaminar el planeta lo emplearíamos para estudiar las enfermedades y cómo podemos reemplazar los órganos enfermos sin tener que quitarle la vida o hacer sufrir a otro ser vivo sin tener derecho a ello, no solo tendríamos la cura para todas las enfermedades humanas, sino que tendríamos la cura para muchas otras enfermedades que tienen los animales, y que no nos molestamos en investigar, porque no sale rentable y preferimos no molestarnos, pues los animales, lógicamente, no nos pueden pagar porque no tienen dinero.

Solo se investiga en enfermedades de ciertas plantas que si que nos sirven para comer, y por tanto si dan dinero, y en los animales típicos de compañía como son el perro o el gato, que al tenerlos tanta gente dejan mucho dinero en los veterinarios, o los animales de granja, que también sirven para comer y dan dinero. De todos los demás no se sabe nada o casi nada.

Me parece de una gran hipocresía que nos creamos mejores que cualquier otro ser vivo, sobre todo si ponemos el dinero antes que el bienestar de otro ser vivo, y no solo de un animal o una planta como he dicho antes, porque también ponemos el dinero antes que el bienestar de las personas, como acurre con muchas enfermedades que hay en países en desarrollo, y como esas personas al igual que los animales o las plantas no pueden pagar, pues no se investigan. Así que ya veis como todos nosotros, puede que incluso sin darnos cuenta, demostramos que todos los seres vivos somos iguales, si hay dinero por medio se hace cualquier cosa para cualquier ser vivo, si no hay dinero, no se mueve ni un solo dedo sea el ser vivo que sea el que lo necesite.