Una vez escuché a una señora mayor decir a su nietecito: “Pero qué talento tienes, pequeñajo”. El niño simplemente había conseguido hacer el pino en la pared. Simplemente o no tan simplemente, porque para él eso había sido un reto superado.imagen_helena_talento

Talento: (significado según la RAE) Aptitud, capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación. Aquí tenéis el significado recto. Literal. Sencillo. No hay más. ¿O sí?

¿Qué os parece si profundizamos en este increíble término? ¿Os habéis puesto a pensar en vuestro propio talento? Talento no le falta a NADIE. El talento rebosa de vuestro cuerpo, es algo que se tiene por naturaleza. No existe: “Se tiene o no se tiene” y todos tenemos talento en alguna faceta de nuestra vida.

La clave del éxito, explotarlo.

Sí, el talento lo puedes encontrar detrás de las cámaras, dominando cada inmenso escenario, alrededor de un micrófono pero, en realidad, el verdadero talento se encuentra en cada gesto, sea gigante o diminuto. Talento tiene quien ayuda a los demás, el que hace feliz a la gente y a sí mismo. Talento tiene quien falla en algo, en lo que sea, y lo intenta de nuevo. No cesa. No renuncia. Lucha. Talento tiene el que quiere saber más aunque no sea necesario, el que viaja por el mundo , el que tiene una ilusión y pelea por conseguirla, las personas que sonríen un segundo sí y otro también, gente que llora, que se enfada…

Talento tiene el que se pasa horas tocando la batería, el piano, el chelo porque le apasiona, el que se “motiva” en su casa cantando y bailando “Thriller” de Mickael Jackson, el que en el campo de fútbol se cree Messi, Cristiano Ronaldo o Casillas, el que encima de un escenario vive las vidas de los personajes que le ha tocado representar, el que disfruta leyendo un libro que parece que no tiene fin, el que le gustan las pelis en blanco y negro… Todo, todo es talento.

Si te paras a pensar y a observar las pequeñas acciones de los que te rodean , aunque simplemente sea una mirada, verás talento, talento de vivir.