Participamos en este proyecto, porque reconocemos en nuestra herencia clásica a nuestra lengua, nuestras estructuras sociales, nuestra manera de pensar.

Y lo hacemos con centros de toda España y del extranjero, en estos días en que los clásicos pasan por un mal momento con la reforma educativa.