Me preguntáis si existe esta palabra para ponerla al final de vuestros trabajos, junto a la bibliografía. Pues bien, esto es lo que he encontrado:

La palabra webgrafía no figura en el DRAE, pero sí web (con el significado de ‘red informática’); tampoco figura en la última edición del DEA, que define web como ‘Conjunto de todos los documentos de hipertexto enlazados entre sí y ubicados en Internet con direcciones independientes’.

Si buscamos webgrafía en Google, veremos que aparecen “unos73 700 resultados” y se define como ‘Listado o referencia a modo de bibliografía de sitios webs, blogs o portales de internet’. Es decir, que, aunque no haya sido admitida por la RAE ni figure en el diccionario de uso más moderno de que disponemos,  la palabra se ha formado siguiendo las reglas del sistema, sobre la base de otra (web) plenamente aceptada (incluso desde el punto de vista gráfico, puesto que la RAE la escribe en letra redonda), lo que parece indicar que nos encontramos ante un neologismo y que lo más probable es que no tarde demasiado en aparecer en los diccionarios; al menos, en los de uso.