Todo empieza cuando confunde a don Bautista de Pamelín con el Flautista de Hamelín, y a partir de ahí la cosa se complica más y más hasta que, entre otras sorpresas, ¡aparece en escena nada menos que el caballo del Píncipe Azul!

Espero que os guste el resumen.