Eres maja,

porque nos dejas tu casa

y aun encima hueles a pacha.

Tus ojos son negros

como la luna en invierno

y cuando te veo

pienso en darte un beso.