Yo la sentía cerca de mí,

aunque de espaldas ella estaba

notaba sus dorados cabellos

a lo largo de mi espalda.

.

Ella se cayó,

yo la cogí,

y entonces nos miramos…

en las lagunas de sus ojos me perdí.