Esto es lo que Vargas Llosa dijo cuando estaba hablando sobre La ciudad Escribiendo. Flickry los perros, la novela que vosotros habéis leído. Por esta novela se le acusó de perversión, se le amenazó con demandarle para privarle de su ciudadanía, y se proclamó que difamaba los “sagrados valores nacionales”

.

Este ataque a la novela acrecentó su fama y su popularidad, convirtiéndola en best-seller de la noche a la mañana. Vargas Llosa comenta su percepción de la novela:

.

“[…] ya no hay la ingenuidad de los años cincuenta, cuando se decía que a través de una novela se podía cambiar la historia. Pero tampoco me convence la idea de que la literatura es un entretenimiento superior, un juego del espíritu. Creo que deja huella en las personas y que modifica las personalidades; yo estoy muy condicionado por las obras que marcan mi memoria. […] Creo que la creación literaria es una tentativa de recuperación y a la vez de exorcismo de ciertos fantasmas. Cuando uno escribe para compartir la experiencia, y a la vez está tratando de rescatar, de revivir, de salvar del olvido cierto tipo de experiencias que lo han marcado más profundamente que otras y que no quiere dejar morir, que no quiere que desaparezcan. Es un proceso complejo, contradictorio y del que el escritor no siempre está muy consciente y que, por otra parte, no siempre puede gobernar: muchas veces es gobernado por él”