Sólo es una impresión
ese segundo, ese instante
en que nadie sabe que hacer
y él como siempre tan distante
 
Antonio Vega
Él impasible, contento
caballero de su mundo ideal
y rreal a la vez, así es
algo que no podría explicar
 
No importan las miradas
ni los recuerdos
ni los golpes bajos
ni los malos momentos
 
Nada importa si él está
si tiene una guitarra en las manos
si alguien le permite la voz
¿quién le detendrá?
 
Va dejando fluir su poesía
dejando bailar los sentimientos,
las impresiones, sustos, recuerdos
van entrando en tu alma serenos
 
…ante nuestra húmeda mirada
hasta que todo acaba
 
La ovación es aún más sincera
ante el gesto denso, satisfecho
melancólico júbilo en nuestros ojos
y él humilde, tímido, sereno…
 
Si algún día el tiempo que lo permite todo
destruye medio mundo lo dejaría a él,
para contarlo con sus manos,
con su guitarra, con su voz, con su palabra
itxu

 

Anuncios